Hablemos de la RAE

La Real Academia de la Lengua Española limpia, fija y da esplendor.

La Real Academia Española se fundó en 1713 por iniciativa de Juan Manuel Fernández Pacheco, marqués de Villena. Felipe V aprobó su constitución el 3 de octubre de 1714 y la colocó bajo su “amparo y Real Protección”. Su propósito fue el de “fijar las voces y vocablos de la lengua castellana en su mayor propiedad, elegancia y pureza”. Se representó tal finalidad con un emblema formado por un crisol al fuego con la leyenda Limpia, fija y da esplendor, obediente al propósito enunciado de combatir cuanto alterara la elegancia y pureza del idioma, y de fijarlo en el estado de plenitud alcanzado en el siglo XVI.

Si el marqués de Villena, Felipe V y demás ilustres figuras promotoras de esta iniciativa levantasen la cabeza, se la golpearían insistentemente contra la pared al ver el camino que ha tomado la RAE. Del maravilloso limpia, fija y da esplendor se ha pasado a una aberrante tendencia a la simplificación que va contra todos los principios fundacionales y fundamentales de la institución.

En un artículo anterior analizábamos las reglas de acentuación gráfica. Algunos lectores de este cuaderno de bitácora argumentaban que las normas son complicadas, lo cual puede ser discutible. Se sorprenderían, sin embargo, al comprobar la cantidad de modificaciones que se han llevado a cabo de éstas y cuán simplificadas aparecen el la actualidad. Cada vez existen menos excepciones y se tiende a tildar de oído (como también comentaba otro lector), lo cual quizás tenga como efecto positivo que el hablante atine más, pero desde luego va en detrimento directo de la lengua.

Hemos hablado también de la aceptación del leísmo, un fenómeno que sólo se da en las regiones del centro peninsular y que, para el resto de hablantes, es evidentemente erróneo.

Pero la simplificación afecta a todos los niveles, también al fonético. No existe ya, según la Academia, diferencia entre los fonemas /v/ y /b/. Para los lectores latinoamericanos, esta nueva norma será desconcertante, puesto que allá la posición de labios y dientes es claramente distinta. ¡Pues no! Como en la Península el sonido es el mismo, simplificar, simplificar, simplificar.

Más irritante es, sin embargo, la aceptación de ciertos modismos y vulgarismos cuya inserción en el DRAE no tienen perdón de Dios. En tiempos de la Inquisición los académicos de turno habrían sido condenados por herejía, cuanto menos. ¿Es posible justificar que asín o almóndiga se encuentren en el Diccionario? ¿Debería guay salir del DRAE?

Siempre me he imaginado las reuniones de académicos como una escena esperpéntica, de esas de Valle Inclán. Seguro que allí cada uno, sentado en su sillón correspondiente e hidratándose con un carajillo, habla de lo suyo sin escuchar a los demás. Y de ahí las decisiones lingüisticofestivas con las que nos sorprenden constantemente.

Sin duda, todos esos señores y señoras son sabios de la lengua y merecen mi absoluto respeto. Más quisiera yo … No obstante, veo necesario criticar la actitud y recordar a nuestros académicos la función inicial de la institución: fijar la lengua en el estado de plenitud alcanzado en el siglo XVI, o al menos intentarlo protegiéndola de todos los agentes externos que la afectan.

No terminaré hoy con mi párrafo habitual, sino que animo al lector a participar en la encuesta que propongo.

Recuerde: El uso de la lengua es un derecho y su correcta difusión, una obligación.

Anuncios

~ por lapiedrarosetta en 14 abril, 2010.

12 comentarios to “Hablemos de la RAE”

  1. Si bien es cierto que debe promover el correcto uso de nuestro idioma, no lo es menos que las lenguas son entes vivos, que cambian al antojo de los usuarios. Evolución y adaptación a los usos sí, pero dentro de unos cauces normales.

  2. Siempre suelo poner el mismo ejemplo de aberración por parte de la Academia al admitir el uso de esta palabra:
    http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=alm%C3%B3ndiga

    • Buen ejemplo, teniendo en cuenta que aparece en el DRAE desde su edición de 1726. Casi 300 años que lleva esa palabra registrada en los diccionarios. Casi nada

      • Gracias por su comentario, no conocía el dato. He consultado el NTLLE y, efectivamente, el lema asín aparece en el Diccionario desde 1770. No obstante, comprobará usted que restringe su uso a Aragón. Efectivamente, a medida que avanzamos en las ediciones del DRAE se va perdiendo esa delimitación territorial y aparece la indicación de vulgarismo. ¿Cree usted que quizás asín ha cobrado un nuevo sentido en la sociedad actual y que debería salir del diccionario?

  3. Goyix, lo siento, pero las lenguas no son entes vivos, son instrumentos de comunicación. Y la RAE ha hecho que podamos leer libros de hace 200 años sin problema alguno y que podamos comunicarnos entre ambas orillas del Atlántico a pesar del tiempo. Según tu lógica el latín moribundo era la más viva de las lenguas ¿y dónde está ahora el latín? Pues donde va a estar el castellano en pocos siglos.

  4. Uso fonético [editar]

    En castellano, la B tiene el mismo sonido que la V. La distinción de esas grafías es hoy del todo artificial ya que según la tradición escrita la V ya se articulaba como B en el siglo XV; el fenómeno se conoce como betacismo. Para saber más sobre la confusión histórica de estas grafías véase V.

    En algunos dialectos del español, particularmente en América latina, la /b/ intervocálica se pronuncia labiodental [v] cuando hay énfasis. Según lo dicho, en una exclamación como “¡debí haberte dicho que vinieras!” puede haber una articulación “v” tanto para las dos “b” como para la “v” ortográficas. Esta labiodentalización de “b” y “v” ortográficas no es ningún arcaísmo fonético ni responde a la antigua tradición distinguidora del español preclásico sino una realización alofónica del fonema /b/.

    En Andalucía la fricativización de las grafías “v” y “b” suele ocurrir en los enlaces cuando se aspira la /-s/ final de la palabra anterior ante “b” y “v” ortográficas: “es valiente” suele articularse [ˈɛ βaˈljɛnte] o incluso con [ɸ] sorda en algunas zonas, [ˈɛ ɸaˈljɛnte]. Este fenómeno es similar al que sufren /d, g/ en las misma posiciones.

    En el Alfabeto Fonético Internacional, la b representa a la consonante plosiva bilabial sonora.

    Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/B

    http://es.wikipedia.org/wiki/Betacismo

  5. El “fija” no se refería a que el idioma tuviera que quedarse inalterado como en el siglo XVI, sino a “fijar” en la gramática lo que la gente habla. La RAE, tal como comentó Pérez Reverte, no es sino un notario que deja constancia de los cambios que el pueblo por sí sólo produce y explica cómo gestionarlos.
    En cuanto a lo que los hablantes de la América Latina opinen de la diferencia entre /v/ y /b/, no ha tenido en cuenta que la Real Academia Española es “española”, esto es, gestiona el uso del español en España. Para los hablantes de América Latina ya existen otras veinte academias como la Academia Venezolana de la Lengua, la Academia Guatemalteca de la Lengua o la Academia Hondureña de la Lengua entre muchas otras, que se ocupan de la regulación del idioma en sus diferentes países de origen. Sería absurdo que la RAE tuviera que decirles a los americanos cómo hablar, como si esto siguiera siendo un imperio.
    Por cierto, no se dice “cuanto menos”, sino “cuando menos”. Saludos.

    • Ciertamente debe, como usted dice, recoger los cambios que se producen en la lengua pero, ¿hasta qué punto? ¿Es admisible que se acepten modismos y vulgarismos? En cuanto al DRAE, sabrá usted que es una colaboración de todas las academias. http://buscon.rae.es/draeI/

    • Ninguna academia dice a nadie cómo tiene que hablar.

      No se a qué se refiere “lapiedrarosetta” con si es admisible que se acepten modismos y vulgarismos. La RAE no acepta nada. Son los hablantes los que lo hacen. No entender eso es no entender lo que que es una lengua viva.

  6. Me encanta este blog, auque es difícil de leer por su color de fondo negro y la letra tan pequeña. Estéticamente es bonito pero poco práctico (sobre todo para los miopes como yo).

  7. Copio lo dicho en otro foro respecto a esta entrada:

    La mayoría de las cuestiones de las que se queja el articulista son absurdas. Primero, no sé de dónde ha sacado que la RAE recomiende a la gente «tildar de oído»; las reglas son claras y hace tiempo que, con pequeñísimas variaciones, han sido establecidas.

    Segundo, no dice toda la verdad al afirmar que la RAE admite el «leísmo». Esta modalidad, antiquísima en español, es tradicional en España desde el año de la pera (aproximadamente). Personalmente, no veo qué tiene de malo admitir lo que usa todo el mundo, y no sólo eso sino que tiene una larga tradición histórica y desde luego también escrita y literaria. Aunque, en todo caso y por si le molesta, la norma standard que se sigue hoy es precisamente la mayoritaria en Latinoamérica, como cualquiera puede comprobar.

    Tercero, eso de que hay diferencia entre /b/ y /v/ lo apreciará este señor en determinados círculos pedantes, pero para el 99% de los latinoamericanos la be de la uve es tan «claramente distinta» como la diferencia entre «hasta» y «asta».

    Cuarto, no sé cómo se clasifica la palabra «almóndiga», pero «asín» es un un término tan viejo en español como usado antiguamente en la escritura castellana, aunque haya quedado relegado hoy a áreas rurales. Si el articulista lo quiere llamar «vulgarismo», y pensar que por eso es sucio y asqueroso, es su opción particular, pero es una cuestión meramente estética.

    Cinco, no sé dónde se ha dicho que el objetivo de la RAE sea «fijar la lengua en el estado de plenitud alcanzado en el siglo XVI», ni por qué el estado de la lengua en tal siglo sea el de «plenitud». No tengo la menor duda de que Menéndez Pidal se hubiera reído de propósito tan extravagante como pretender conservar la lengua del siglo XVI en el siglo XXI (para empezar, habría que resucitarla). Y aunque fuesse asin, el author podria començar por recuperar la correcta orthographia que era usada en aquel siglo, puesto que tan necessario cree que es recuperar aquellos usos y tan insuperable fue la plenitud estonce alcançada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: